viernes, 12 de agosto de 2016

Lo propio y lo ajeno.

Que satisfacción mas extraña produce presentarse a un concurso y ver como tu técnica propia de pintar sobre mallas, esa que llevas desarrollando desde hace once años, es copiada por otro. Es una confirmación de que lo que haces es bueno y  te da energía para tirar hacia adelante. ¿verdad?.